Fallas de Benicarló 2012

Este fin de semana nos hemos ido de Fallas, aunque no ha hecho falta ir hasta Valencia. Nos hemos quedado en Benicarló, municipio situado en la costa norte de la provincia de Castellón, en la comarca del Bajo Maestrazgo. 

Desde Barcelona, nos plantamos en apenas 2 horas en esta ciudad del litoral castellonense y, tras dejar los bártulos y refrescarnos un poco, nos fuimos directamente a lo que más nos gusta: callejear. Es lo primero que hay que hacer cuando se llega a un sitio nuevo: respirar el ambiente y empaparse de todo, desde el trajín de la gente que viene y va a la Feria, o vuelve de la Mascletà del día, pasando por el olor de los churros proveniente de la churrería ambulante situada junto al mercado, hasta el ruido continuo (aunque, a veces, perturbador) de los petardos y fuegos artificiales, con los niños y niñas con sus cajas de madera asidas desde el cuello donde tienen guardadas sus ‘reservas’, con la mirada atenta de sus padres. Es toda una cultura alrededor de la pirotécnica y allí, como en toda la Comunidad Valenciana, se vive desde muy joven.

Falla Benicarló, ganadora de esta edición

Sus casi 30 mil habitantes han disfrutado un año más de sus Fallas. Las viven muy intensamente y, si los peques se pasean arriba y abajo con sus cajas de petardos, los más mayores pasan horas y horas en sus respectivas Fallas y allí desayunan, comen y cenan muchos días y, luego, por la noche, beben y bailan. ¡Como debe ser! De hecho, nosotros también lo hemos hecho y en una de las Fallas hemos probado, entre otros, la olla barretjada, una especie de potaje con arroz, patata, morcilla, tocino y más. Un plato contundente donde los haya. Pero no nos hemos quedado ahí. Por la noche, viendo que los cubatas estaban a 3,50 euros, más de uno ha caído.

Para más inri, buenos amigos benicarlandos nos han llevado a comer una buena paella del terreno, frituras de pescado y, entre los postres, el coc ràpid, rotllets d’anís, etc. Sí, lo confesamos, hemos pecado de gula, pero el buen comer y el buen beber están relacionados con la fiesta y, en ese aspecto, somos muy tradicionales. 😉

Diferentes actividades

Ofrenda a la Mare de Déu de la Mar

Este año la Falla ganadora lleva el mismo nombre del municipio, Falla Benicarló. El 1r premio infantil ha sido para la Falla Nou Barris y el Ninot indultat ha ido a parar también para la Falla Benicarló.

Tanto el sábado 17, el domingo 18 y ayer lunes 19 hubo Mascletà en la plaza de la Constitución. Otro de los actos más emotivos tuvo lugar el domingo con la tradicional Ofrenda a la Mare de Déu de la Mar, en la plaza del Ayuntamiento. Para acabar, el lunes se celebró la esperada Cremà y, como es tradición, a partir de las 20h, empezaron a arder las fallas infantiles, la falla infantil ganadora y luego, a partir de las 22.00h, las diferentes Fallas, dejando para el final la de la comisión ganadora.

Volvemos con algún quilo de más, pero porque nos pesa un poco más el alma: la traemos más contenta y satisfecha por los buenos momentos vividos. ¡Gracias Benicarló!

Más información [+]
Enlaces de interés: