Cómo comprar el juguete adecuado

Se acercan los Reyes y, desde aquí, os queremos dar algunos consejos para hacer una compra responsable de los juguetes. Pensad que los niños y las niñas son un colectivo que merece una protección especial ante los posibles engaños que pueden provocar las fuertes campañas de venta de juguetes, principalmente en épocas navideñas.

Es necesario que las personas adultas adquieran los juguetes bajo criterios de responsabilidad, ya que éstos influirán en el aprendizaje y el desarrollo intelectual, emocional y creativo del niño y la niña. Por ello se facilitan unos consejos para la correcta adquisición y el consumo responsable de juegos y juguetes:

  • Se ha de atender a los intereses de cada niño y niña. El juguete se regala para que sea divertido, y por tanto no debe imponerse.
  • El juguete ha de ser adecuado a su edad, ni tan simples que puedan aburrirles, ni innecesariamente sofisticados. Es obligatorio que en el envoltorio figure la edad recomendada.
  • El juguete debe ser estimulante y versátil. A la vez que le resulte atractivo y motivador, es importante que el niño y la niña puedan desarrollar sus propias habilidades, creatividad, imaginación, socialización, etc.
  • Deben ser variados pero los suficientes. Es importante la variedad, ya que cada juguete estimula un aspecto de su crecimiento, pero evitando el consumismo extremo, regalándoselas a lo largo del año y reservando las más especiales para épocas concretas (como la Navidad). Así el niño y la niña aprenderá a disfrutarlos y amarlos más. Los expertos aconsejan no regalar más de 3 en una sola vez, hay que regalar con moderación.
  • Los juguetes han de ser sólidos, de calidad y bien hechos, para que continúen entreteniendo al largo del tiempo y fomentar el respeto por las cosas (la marca N de AENOR en el embalaje es un distintivo que garantiza la calidad y solidez).
  • Los juguetes han de ser seguros y estar bien etiquetados. La marca de la CE significa que el juguete marcado cumple las exigencias esenciales de seguridad contenidas en las normas comunitarias, garantizándose que no estén hechas de materiales tóxicos, inflamables o explosivos. En el embalaje, además de esta marca deberá figurar: la razón social y dirección del fabricante o importador, el nombre y la marca del producto, sus características técnicas y funcionales y los indicadores de seguridad mediante símbolos.
  • Hay que evitar los que inciten a la violencia y la distinción sexista (los juguetes no tienen sexo y se pueden regalar sin diferencias a todos los niños y niñas).
  • Su material debe ser respetuoso con el medio ambiente.
Otras recomendaciones a tener en cuenta:
  • Se debe enseñar al niño y la niña a ver la publicidad, a ser críticos y elegir (¿por qué no se puede tener todo?). Es importante que los destinatarios vean el juguete antes de comprarlo para evitar futuras frustraciones (un anuncio televisivo puede provocar una imagen distorsionada).
  • Hay que valorar si el uso que el niño y la niña hará del juego o juguete compensa su precio.
  • Hay que valorar si se dispone de espacios adecuados y tiempo suficientes para divertirse con el juguete, y si puede molestar su ruido.
  • Hay que valorar si tiene compañeros y / o compañeras con quien compartir el juego.
  • No es recomendable comprar en establecimientos que sólo abren en periodos como la Navidad, ya que podemos tener dificultades para reclamar. Siempre que sea posible, adquirir los productos en establecimientos adheridos al Sistema Arbitral de Consumo.
  • Hay que guardar la factura y / o ticket de compra, ya que serán indispensables en caso de reclamación.
Y, sobre todo, hay que estar allí para jugar con ell@s. ¡Felices Reyes!