Consejos para salir bien parado de la cena de empresa

Consejos para la cena de empresa

A pocas semanas de que comience la Navidad de forma oficial, ya son muchas las personas que han comenzado a pensar y a disfrutar de estas fiestas, ya sea decorando sus hogares, preparando las fiestas o comprando regalos, o cómo no podía ser de otra manera y cómo manda la tradición, disfrutando de una cena navideña de empresa. Estas cenas de empresa se repiten cada año durante esta época y sirven para aumentar la unión de los trabajadores en una empresa en un ambiente mucho más distendido que el que existe a diario en la oficina. Sin embargo, hay que seguir una serie de reglas y de consejos para salir bien parados de las cenas de empresa.

Para empezar, la asistencia a este tipo de cenas de empresa es muy recomendable, y aunque no sea obligatoria, se debe ir para reforzar la unión con los compañeros de trabajo y superiores, pero esto no puede significar que nuestra cena sea un verdadero desmadre. Y es que hay que tener en cuenta varios aspectos, como es el hecho de llegar a tiempo y ser puntuales para causar buena sensación, pero no irse el último para evitar que nos tilden de fiesteros, ya que a pesar de tratarse de un evento informal, no debemos olvidar que se trata de una cena en la que estarán presentes nuestros jefes y compañeros de trabajo.

En cuanto a la forma de comportarse en una cena de empresa, debemos ser totalmente naturales y relajarnos un poco para disfrutar de la cena y de la fiesta. Sin embargo, no debemos relajarnos demasiado sino que debemos mantener nuestra mente activa y despierta ya que el mínimo detalle nos puede pasar factura o beneficiar. Así pues, es necesario también que evitemos los famosos corrillos donde sólo se cotillea y se hablan cosas negativas de la empresa, los jefes u otros compañeros de trabajo. Alejarse de este tipo de corrillos es esencial para sobrevivir a una cena de empresa, y de paso para no buscarse problemas de ningún tipo.

Debemos procurar sentarnos junto a personas con las que ya hayamos tenido un trato previo y bueno en la empresa, ya que esto hará que tanto nosotros como nuestros compañeros podamos sentirnos más cómodos, pero esto no debe significar bajo ningún concepto que solo nos relacionaremos con ese grupo de personas sino todo lo contrario ya que la finalidad de una cena de empresa es, precisamente, entablar relación con el resto de los compañeros.

Por supuesto, ni qué decir tiene que para poder sobrevivir a una cena de empresa debemos mantener un mínimo de educación y buenas formas en la mesa, así como vestir correctamente acorde a la ocasión. Y bajo ningún concepto debemos abusar de las bebidas alcohólicas durante nuestra cena de empresa ya que esto podría derivar en un comportamiento indebido por nuestra parte a causa del alcohol y el empeoramiento de nuestra imagen dentro de la empresa, llegando incluso al despido en los casos más extremos en los que solemos ponernos violentos o causamos algún tipo de altercado.