¿Jugamos al Paintball?

En los últimos años, en MundofiestasBCN hemos comprobado que mucha gente quiere hacer algo especial para su fiesta, ya sea un cumpleaños, un evento de empresa o una despedida de soltero o soltera. Nuestra meta es ofrecer el mayor divertimento posible y que las personas que contactan con nosotras se lo pasen lo mejor posible.
Por ejemplo, una partida de paintball antes de una comida de celebración o barbacoa. En una partida de paintball se enfrentan dos equipos con el objetivo de eliminar a todos los jugadores del equipo contrario o conseguir una meta (capturar una bandera, eliminar a un jugador concreto, etc.). Es todo un juego de estrategia en el cual los jugadores alcanzados por bolas de pintura durante el juego son eliminados, de forma transitoria o definitiva, dependiendo de la modalidad del juego. El número de bolas de pintura disparadas durante la partida también varía según la modalidad de juego y de un jugador a otro: algunos disparan cientos, otros pocas  e incluso hay algunos que no llegan a disparar en todo el juego. Es estrategia en toda su esencia.
Las partidas pueden jugarse bajo techo o al aire libre, y adoptar diferentes formas, siendo algunas de las más populares el woodsball (en el bosque) o el speedball. Las reglas varían según la modalidad de juego pero están diseñadas para que las personas participantes disfruten del juego en un entorno seguro.
Reglas del juego
Como en otros deportes, la participación en una partida de paintball exige el respeto de unas reglas que, si se siguen, hacen que el juego sea extremadamente seguro (se estima que la tasa de heridas es sólo de 0,2 por cada 1.000 partidas).
Todos los jugadores han de llevar una máscara protectora (suele ser de plástico duro o metal ligero) que cubra toda la cara y se curve sobre las orejas. Aunque las bolas de pintura no producen heridas permanentes en la mayor parte del cuerpo, los ojos y los oídos son vulnerables. Estas máscaras se diseñan especialmente para este deporte y son capaces de soportar el impacto directo de una bola a 90 metros por segundo.
Las pistolas o marcadoras no deben disparar bolas por encima de esta velocidad, ya que provocarían hematomas y heridas en la piel. En algunas instalaciones incluso la velocidad es menor para tener así un margen de seguridad extra. Los jugadores visten a veces gruesas chaquetas y guantes para cubrir toda su piel.
Todos los jugadores han de utilizar algún tipo de dispositivo de bloqueo del cañón en sus marcadoras cuando no están participando activamente en una partida. Suelen tener la forma de una pequeña bola o tapón que cubre el extremo del cañón y se sujeta en su lugar mediante un cordón elástico enrollado a la marcadora.
Eliminación de los jugadores
Los jugadores se eliminan los unos a los otros alcanzando a sus oponentes con una bola de pintura que se rompa al impactar contra ellos y que les deje una marca de pintura visible. Las reglas acerca del tamaño que ha de tener una marca de pintura para considerarse un impacto válido pueden variar, pero no cuentan las marcas de pintura dejadas por una bola que se rompa contra cualquier otro objeto antes de alcanzar al jugador, lo que se conoce como salpicadura.
La mayoría de las reglas consideran válidos los blancos en cualquier parte del cuerpo, la ropa, el equipo o cualquier objeto que el jugador o jugadora lleve o vista (pies, la propia pistola, la mochila, etc). Otras variantes no consideran los blancos sobre la marcadora, la cabeza,  o exigen más de un blanco en ciertas zonas del cuerpo para que el jugador sea eliminado.
En todo caso, estas reglas especiales deben acordarse al inicio de las partidas.
Si un jugador no está seguro de si una marca que ha recibido es un blanco válido o no, bien porque la marca proceda de una salpicadura, o porque no pueda ver la parte del cuerpo donde fue alcanzado, o porque el disparo proceda de un jugador que ya haya sido eliminado, puede pedir a un árbitro o a un compañero que determine si el blanco es válido o no (paint check=prueba de pintura) y suele solicitarse gritando estas palabras.
Los jugadores también pueden ser eliminados por otras razones: por abandono (gritándolo) o por infracción (salirse  del campo o abandonar el punto de partida antes del comienzo de la misma). Debéis saber también que eliminar una marca de pintura y seguir jugando es una falta grave conocida como wiping (limpieza).
Algunas reglas exigen que un jugador que se encuentra a corta distancia de un oponente que no le haya visto (entre 5 y 7 metros), pida a éste que se rinda (gritando una frase acordada previamente). Ser alcanzado desde tan corta distancia por una bola de pintura puede ser doloroso y se considera educado y de buen deportista ofrecer al oponente la oportunidad de rendirse.

¿Te animas a contratar una sesión de paintball con nosotr@s?
Llámanos: 93 443 07 19 / Envíanos un correo electrónico: informacion@mundofiestas.dev



Origen del Paintball (ver wikipedia)