Haz tu despedida de soltero mucho más divertida e intima llevándotela a un barco

mundo fiesta despedidas en barco

La despedida de soltero no es ni mucho menos algo nuevo: en el pasado, se celebraban fiestas nupciales que podían desembocar en algo mas pícaro o desenfadado. Al igual que en otras culturas, celebrábamos fiestas para el novio o la novia; no se buscaba sencillamente un motivo para festejar, sino que asumíamos que el ciclo de la vida de la persona había acabafo, y más que el fin de el soltería, celebrábamos el “fin de la juventud”, por llamarlo así: los amantes tenían que dedicarse ahora el uno al otro.

Desde aquellos tiempos, hasta lo que entendemos hoy como despedida de soltero, las sociedades han cambiado, pero el concepto es el mismo: evadir al novio o a la novia con una última noche de diversión frente a la tarea que les ocupa como matrimonio, una pausa, un paréntesis.

Sin embargo, el ser humano siempre busca nuevas experiencias, y en nuestra búsqueda hemos desarrollado todo tipo de fiestas. Una despedida de solter@ en el mar, como apuntan las nuevas tendencias, recoge un poco todo lo que hemos comentado al respecto: El novio o la novia, no solo abandona su rutina diaria, sino que abandona la misma tierra firme, como un acto simbólico de dejar atrás todo lo que le ata esa noche.

La sensación de libertad se une a la sensación de intimidad, lo cual es doblemente placentero: la diversión intimista, con amigos, vuelve a encadenarse con la de libertad, pues en la intimidad podemos ser nosotros mismos. Cuando el barco vuelve a tierra, volvemos a conectar con ella, con nuestras responsabilidades, nuestra rutina, un nuevo período (y propósito) en nuestra vida.

Por lo tanto, no hemos de extrañarnos acerca del auge social de este tipo de despedidas de soltero, y más cuando hoy en día nos ofrecen una calidad de servicio muy buena a un precio para nada poco razonable. ¿Por qué tanto éxito? Por varios motivos:

1.- Traslada el ámbito habitual de la despedida de soltero a un ambiente limitado (al menos parcialmente, dependiendo del caso): La estampa de la futura novia rodeada por las amigas, ataviadas todas ellas con  artículos de broma difícilmente posibles de ignorar por los transeúntes, se mueve a un entorno privado, en el que están solamente los asistentes a la fiesta. No hay que preocuparse si habrá mucha gente en vuestro local preferido, ni de que te miren (bueno, aunque en eso radica parte de la diversión de esa noche, ser el centro de atención).

2.- Si deseas un menú específico o exótico, música de un determinado estilo, barra libre, etc. para gusto del futuro contrayente o del grupo que asiste, puedes contratarlo como extra.

3.- El mar, como es obvio, dota a la noche o momento de la celebración en un marco inigualable, con unas vistas que harán a los invitados recordar la ocasión.

4.- Si la fiesta es privada, el barco es para uso exclusivo de aquellos que asistan. Como un trozo de oasis particular. En cambio, al existir modalidades de despedidas de solter@ combinadas, en la misma embarcación se pueden celebrar varias despedidas, aumentando la sensación de fiesta por todo lo alto al alrededor, ya de paso, conocer gente, que nunca está de más ;).

5.- El precio: Suele rondar 49€ por persona, hasta los 75€ por eventos más especializados y con extras. No es un precio elevado si pensamos en el tiempo de navegación total, la música, el ambiente, y lo más especial de todo: estar rodeado del mar en una noche que promete ser inolvidable.

6.- La temática de los disfraces es personalizable, como en cualquier despedida tradicional.

Si te ha interesado esta pintoresca y novedosa, puedes encontrar toda la información en  Mundo Fiestas despedidas en Barco

Comentarios y consultas

Entradas relacionadas